SeStudyAbroad

Creencias religiosas en Estados Unidos

La religión en los Estados Unidos se caracteriza tanto por una amplia diversidad de creencias y prácticas religiosas como por su alto nivel de adhesión. A lo largo de la historia de los Estados Unidos, una historia que es relativamente corta en comparación con otros países, muchas religiones han florecido y muchas más se han extinguido gradualmente. Como país multicultural de inmigrantes y personas procedentes de cientos de orígenes étnicos diferentes, Estados Unidos se han convertido en uno de los países de mayor diversidad religiosa en el mundo. Es más, según los datos del censo, la mayoría de los estadounidenses admite que la religión juega un papel muy importante en sus vidas, una proporción que no es común hoy día entre las naciones desarrolladas.
 
En el siguiente artículo vamos a examinar más de cerca a algunas de las estadísticas con respecto a la religión en Estados Unidos, incluyendo información sobre la historia religiosa del país y un desglose de las diferentes confesiones religiosas que se practican. También vamos a profundizar en algunas de las últimas tendencias religiosas en el país, ideas religiosas y experiencias espirituales, y considerar cómo contribuyen a dar forma a la vida de los estadounidenses.

Historia de la religión en los Estados Unidos

La noción de libertad religiosa ha desempeñado un papel crucial en la historia de los Estados Unidos, como lo ha hecho en el resto de América del Norte. Los primeros inmigrantes y colonos en los EE.UU. fueron los europeos, muchos de los cuales llegaron a Estados Unidos para escapar del bastión religioso de su país y las creencias impuestas de forma forzada por las iglesias estatales, tales como la Iglesia Católica Romana y la Iglesia de Inglaterra. Debido a este malestar social con respecto a la religión, los padres fundadores estadounidenses creían firmemente en la idea de organizar el país de manera en que se garantizase la separación de iglesia y estado. Esa garantía se hizo oficial en la Primera Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos, que en su totalidad se lee:
 
“El Congreso no hará ninguna ley respecto al establecimiento de ninguna religión, o que prohíba el ejercicio libre de la misma, o que coarte la libertad de expresión, o de la prensa, o el derecho de las personas a reunirse pacíficamente y para pedir al gobierno la reparación de agravios”1.
 
Catedral Nacional de Washington Fuente La Primera Enmienda a la Constitución garantizó y continúa y garantizando el derecho inalienable de cualquier ciudadano estadounidense a seguir, o no, cualquier sistema de creencias religiosas o no religiosas, y a llevar a cabo las prácticas relacionadas con sus creencias, siempre y cuando no interfieran con los derechos legales y civiles de otra persona, o cualquier ley razonables, y sin por ello exponerse a ofensa o persecución.
 
En el curso de la breve historia de los Estados Unidos, la fragmentación del cristianismo a través del tiempo ha dado lugar a más de 900 denominaciones de esa fe-una fe acorde a la gran mayoría de los ciudadanos estadounidenses2. Estados Unidos fue el primer país occidental que fue fundado principalmente por protestantes, en lugar de católicos romanos. Estas estadísticas ponen de manifiesto el entusiasmo de América por experimentar con nuevas ideas en la religión y de desafiar la tradición. Entre otras cosas, la historia de la religión en los Estados Unidos incluye la aparición de experimentos utópicos, el fanatismo religioso, y la aceptación de otras religiones extranjeras y exóticas como el islam, el budismo, el hinduismo y el taoísmo3. Tal ha sido la montaña rusa de la evolución religiosa en los Estados Unidos de América.
 
Los americanos nativos y la religión
 
Las primeras religiones conocidas en lo que hoy es Estados Unidos fueron las de los nativos americanos. En todo el país, las tribus indias como sioux, iroqueses y algonquinos se gozaban en la recompensa que el Gran Espíritu les proporcionara, un espíritu que encontraban tanto en los animales como en sus ídolos inanimados. En estas religiones se celebraban rituales muy elaborados y engalanados que incluían danzas como la Ronda, la Serpiente, el Fantasma, el Cuervo y la Danza del Sol. Los rituales fueron creados y supervisados por algunos de los más grandes líderes de las diversas tribus, con nombres como Wovoka, Alce Negro, Gran Pie y Toro Sentado. A medida que los colonos blancos forzaban a los nativos a las reservas del oeste, y los misioneros cristianos trataban de hacer incursiones que influirían en su espiritualidad, el fervor de las prácticas y creencias religiosas de los indios fue en aumento y sigue creciendo aún hoy en muchos de estos grupos4.
 
Fragmentación Religiosa en América
 
En el siglo XVI y debido en gran parte a una serie de desacuerdos con respecto a la autoridad papal en la Iglesia Católica, el rey Enrique VIII de Inglaterra fundó la Iglesia de Inglaterra, también conocida como la Iglesia Anglicana. Posteriormente surgieron otras denominaciones tales como las iglesias Presbiteriana-Reformada y la Iglesia Libre Europea, como resultado de los intentos que se realizaron para liberarse de las normas y principios establecidos por la iglesia estatal5.
 
Estas denominaciones protestantes tempranas dieron a luz a la siguiente ola de movimientos cristianos, como el puritanismo. Los puritanos llevaron a las colonias americanas en el siglo XVII unas reformas que pretendían "purificar" la Iglesia Anglicana. El movimiento puritano se dividiría más tarde en bautistas y congregacionalistas y seguidamente aparecerían las denominaciones metodista, pentecostal, fundamentalista y adventista. Cada sucesiva fe iba reduciendo su parecido a la Iglesia Anglicana original6.
 
Los orígenes y la ramificación del Movimiento Evangélico
 
A lo largo de la historia de América, desde la época colonial hasta el presente, el Evangelismo ha jugado un papel importante. Durante la época colonial, los puritanos intentaron difundir la "Buena Nueva", a través de libros con el mismo nombre, impresos en la primera imprenta de Boston, que fue llevada en 16387. En la década de 1740, surgió el movimiento conocido como el Gran Despertar, en el que evangelistas protestantes blancos predicaban a estadounidenses negros. Tal vez los evangelistas que más éxito tuvieron fueron los metodistas, quienes hablaban de un Dios que era cercano y personal y no distante, así como de la auto-ayuda y la liberación del pecado por medio de la conversión. Difundieron su mensaje en campañas de avivamiento espiritual con cantos de alabanza y predicación, y durante el siglo XIX, incluso llevaron el mensaje a los estados fronterizos, celebrando reuniones de acampada para los que se establecieron allí8.
 
Las denominaciones protestantes en la nueva América
 
El cristianismo, en particular el protestantismo, se extendió rápidamente por todo el país durante los primeros seis meses de su historia. Se formaron cientos de denominaciones protestantes durante este tiempo, algunas de los cuales han prosperado hasta hoy y muchas más que han desaparecido por completo. A continuación ofrecemos una lista de sólo algunas de las principales denominaciones protestantes, con una breve descripción de cada una9:Estandarte metodista Fuente
  • El puritanismo. Los puritanos llegaron a las colonias de Nueva Inglaterra para escapar de la persecución religiosa. Su fe se basa en las enseñanzas de Juan Calvino y el Nuevo Testamento, y su número creció hasta más de 100.000 personas en los albores del siglo XVIII. Entre otras contribuciones, los puritanos establecieron la primera universidad estadounidense de Harvard, en Cambridge, Massachusetts.
  • El metodismo. Las raíces de la fe metodista se remontan a un grupo de estudiantes de la Universidad de Oxford, dirigidos por los hermanos Juan y Carlos Wesley. Cuando el evangelista Francis Asbury llegó a América en 1771, el metodismo sólo contaba con 1,200 miembros. Sin embargo, Asbury promovió la idea de celebrar avivamientos religiosos en todo el país, y en el momento de su muerte, en 1816, el número de miembros de la Iglesia Metodista había aumentado a 214.000.
  • El luteranismo. El luteranismo era la única denominación cristiana en América en la que el origen étnico jugaba un papel importante. Los miembros aceptados eran únicamente personas que habían llegado a Estados Unidos desde Alemania, Suecia, Dinamarca, Finlandia y Noruega10. Los luteranos se establecieron en la costa este y en el Medio Oeste y los cultos eran celebrados en sus lenguas nativas. En el siglo 19, comenzaron a aflojar sus normas, ya que el proceso de americanización eliminó las barreras lingüísticas que les había mantenido previamente separados. En 1988, muchos grupos luteranos se unieron para formar la Iglesia Evangélica Luterana de América, que representa en la actualidad más de la mitad de los miembros luteranos en los EE.UU11.
  • El presbiterianismo. Al tener poca semejanza con la liturgia, la organización y los rituales asociados con la Iglesia Católica Romana, las iglesias presbiterianas comparten un origen común en las enseñanzas de Juan Calvino y la Reforma Suiza del siglo XVI. El presbiterianismo se basa en un estilo de liderazgo de representación activa de tanto los ministros como los miembros de la iglesia. Los presbiterianos provenían principalmente de Inglaterra, Escocia e Irlanda. Su composición creencias y celebraciones están ancladas en torno a la Biblia y la soberanía de Dios y actúan con un consejo elegido de ancianos, conocidos como "presbíteros"12, que trabajan con los ministros ordenados de la congregación. Los presbiterianos constituyen una de las mayores ramas del cristianismo protestante hoy en día.
  • Los cuáqueros. La religión cuáquera fue fundada en 1647 por el predicador Inglés George Fox. Los miembros son conocidos como la "Sociedad de Amigos" y hacen hincapié en la relación directa con Dios como la raíz de su sistema de creencias. La base de la religión cuáquera se basó en los escritos de William Penn. Sus escritos en relación con la libertad de conciencia (mientras que estuvo preso en Inglaterra) sirven como la base de la comprensión religiosa de los cuáqueros de todo el mundo. Entre otras contribuciones, Penn y la Iglesia establecieron lo que luego se llamó Pennsylvania, un santuario religioso estadounidense a finales del siglo XVII13.
Aunque otras denominaciones cristianas, incluyendo la Iglesia Católica Romana y la ortodoxia oriental, también dejaron su huella en la historia religiosa de Estados Unidos, las primeras confesiones protestantes ayudaron a dar forma a la sociedad de los Estados Unidos y garantizaron la libertad religiosa que los estadounidenses disfrutan hoy.

Desglose de las confesiones religiosas en los Estados Unidos

Según una reciente encuesta realizada por el Foro Pew sobre Religión y Vida Pública, grandes cambios están teniendo lugar en el panorama religioso EE.UU.14 Basándose en las entrevistas realizadas a más de 35,000 estadounidenses mayores de 18 años, la Encuesta del Panorama Religioso de EE.UU. considera que la afiliación religiosa en los EE.UU. es a la vez muy diversa y extremadamente fluida.
 
Antes de examinar algunas de las principales conclusiones de la encuesta, primero vamos a ver el desglose de las principales tradiciones religiosas en los Estados Unidos:
 
Las tradiciones religiosas principales en los EE.UU.
 
Entre todos los adultos estadounidenses, el 78,4 por ciento se auto identifican como cristianos. Por supuesto, dentro de la fe cristiana, hay cientos de denominaciones, algunas de las cuales se enumeran a continuación, junto con el porcentaje de estadounidenses que se adhieren a ellas15:
 
Protestantismo (muchas denominaciones): 51,3%
  Iglesias Evangélicas:                26.3%  
  Iglesias principales                  18,1%  
  Iglesias negras históricas          6,9%  
Catolicismo 23,9%
Mormonismo 1,7%
Testigos de Jehová 0,7%
Ortodoxa 0,6%
 
Además de a estas denominaciones, la gente en los Estados Unidos también se adhieren a muchas religiones no cristianas (4,7%), y algunos no tienen afiliación religiosa alguna (16,1%). A continuación se muestra un desglose de algunos de estos números:
 
Otros (religiones no cristianas) 4.7%
Judía:  1,7%
Budista:  0,7%
Musulmana: 0,6%
Hindú:  0,4%
 
Otras religiones: 1,2%
Unitaria: 0,7%
New Age: 0.4%
Nativo Americano:  0.3%
 
Sin afiliación (sin religión)  16,1%
Ateo 1,6%
Agnóstico 2,6%
Nada en concreto 12,1%
No sabe o no responde 0.8%
 
Como se puede ver, la fe cristiana en todas sus versiones, supera con creces a otras religiones en Estados Unidos, donde casi el 80 por ciento de las personas se auto-identifican como cristianos16. Mientras que el protestantismo es el grupo religioso más grande en los EE.UU., que representa alrededor del 50 por ciento de todos los creyentes, ninguna de sus denominaciones cuenta con la cantidad de seguidores que cuenta la Iglesia Católica Romana (24%), la cual es la versión del cristianismo mas practicada en Estados Unidos. Estas cifras también muestran que un gran porcentaje de la población no tiene afiliación religiosa alguna (el 16,1%), aunque sólo un pequeño porcentaje de estos se auto identifican como agnóstico (2,6%) o ateo (1,6%)17.
 

Las tendencias religiosas en Estados Unidos

 
Según algunas estadísticas publicadas recientemente, más del 25% de los adultos estadounidenses han abandonado la fe que conocieron en su infancia a favor de otra religión o de ninguna. Por otra parte, si se incluyen los cambios realizados de una denominación protestante a otra, en total el 44% de los adultos estadounidenses han cambiado de creencias18. Estas tendencias parecen reflejar lo que hemos visto en los primeros colonos, que el protestantismo se fue fragmentando una y otra vez y la gente cambiaban de afiliación con frecuencia en busca de una fe con la que se sintieran más satisfechos.
 
El número de personas que expresan no tener afiliación religiosa alguna (16,1%) duplica el número de los que dicen que no estaban afiliados a ninguna religión en particular de niños. Además, entre los adultos estadounidenses de 18 a 29 años de edad, uno de cada cuatro, es decir el 25 por ciento, dicen que no están afiliadas actualmente a ninguna religión en particular. En base a estos números, podemos concluir que la importancia de la religión en la vida de algunos estadounidenses disminuye a medida que se hacen adultos, y en los adultos jóvenes, el papel que la religión desempeña en sus vidas en la sociedad actual está decreciendo19.
 
Aunque casi todos los colonos y los primeros colonizadores de Estados Unidos se adhirieron a una de las fes protestantes, el estudio del Foro Pew muestra que Estados Unidos está ahora a punto de convertirse en un país protestante minoritario (el porcentaje de personas que se identifican como protestantes se ha reducido al 51%)20. Muchos sociólogos atribuyen esta tendencia a la fragmentación de la Iglesia protestante, una iglesia que se caracteriza por una importante diversidad interna y fragmentación, que abarca cientos de diferentes denominaciones vagamente agrupadas en torno a tres tradiciones religiosas diferentes: iglesias protestantes evangélicas (26,3% de la población adulta en general), las iglesias protestantes tradicionales (18,1%) y las iglesias protestantes históricamente negras (6,9%).
 
Al igual que en la mayoría de los países desarrollados hoy en día, la categoría de más rápido crecimiento en términos de grupos religiosos de Estados Unidos es en realidad la categoría de "no afiliado", personas que son ateas, agnósticas o simplemente no pertenecen o practican una religión en particular. En cuanto a las iglesias que están perdiendo miembros con más rapidez, el título va a la Iglesia Católica Romana. Las encuestas muestran que mientras que casi uno de cada tres niños estadounidenses (31%) fueron criados en la fe católica, en la actualidad menos de una cuarta parte (24%) se identifican como católicos. Los expertos creen que estas pérdidas netas habrían sido aún más pronunciadas si no fuera por el efecto compensatorio de la inmigración, sobre todo de países como México y muchos de los países de América del Sur, donde el catolicismo romano es la religión nacional21.
 
Como último punto, aunque no menos importante, la encuesta también nos muestra que incluso algunas de las religiones más pequeñas en los Estados Unidos están marcadas por la fragmentación. La religión judía, por ejemplo, que representan el 1,7% de la población (aproximadamente 5,3 millones de personas), se divide en tres grandes grupos: Judaísmo reformado, conservador y ortodoxo. De la misma manera, los budistas de los Estados Unidos (0,7 por ciento de la población), también pertenecen a uno de tres grupos principales: Zen, Theravada o budistas tibetanos. Por último, el siguiente grupo más grande de religiones no cristianas, el islam (0,6% de la población adulta), se suele dividir en dos grupos principales: los sunitas y los chiitas musulmanes22.
 
Debido a esta fragmentación (y otros factores), la religión en Estados Unidos se está convirtiendo en un espacio muy competitivo, con casi todos los principales grupos religiosos constantemente ganando y perdiendo adeptos. Los estudios demuestran que aquellos grupos que están ganando miembros los pierden a un ritmo menor, mientras que los grupos en disminución están experimentando una tendencia opuesta. Lo que puede ser más alarmante para algunos de los principales grupos religiosos es el rápido aumento del número de personas no afiliadas. Lo que esto significa exactamente en términos del futuro de la religión en los Estados Unidos no se conoce todavía. Sin embargo, si estos patrones generacionales persisten con descensos en el número de adultos jóvenes en los diferentes grupos religiosos y el crecimiento en el tamaño de la población no afiliada, estas cifras pueden seguir la tendencia en esa dirección por tiempos venideros23.
Referencias
1. “United States Constitution: First Amendment.” law.cornell.edu. Consultado el 17 de Julio de 2013.
2. “A Brief History of Religion and the U.S. Census.” pewforum.org. Consultado el 16 de Julio de 2013.
3. “History of Religion in America.” u-s-history.com. Consultado el 16 de Julio de 2013.
4. Ruvolo, David. “Summary of Native American Religions.” are.as.edu. Consultado el 17 de Julio de 2013.
6. “History of Religion in America.” u-s-history.com. Consultado el 16 de Julio de 2013.
7. “Fast Facts about American Religion.” hirr.hartsem.edu. Consultado el 16 de Julio de 2013.
8. “America’s True History of Religious Tolerance.” smithsonianmag.com. Consultado el 16 de Julio de 2013.
9. “Religious Congregations and Membership Study.”rcms2010.org. Consultado el 16 de Julio de 2013.
10. “Lutheranism: History.” Infoplease.com. Consultado el 17 de Julio de 2013.
11. “Lutheranism: History.” Infoplease.com. Consultado el 17 de Julio de 2013.
12. “History of Religion in America.” u-s-history.com. Consultado el 16 de Julio de 2013.
13. “Early Quaker History.” thorn.pair.com. Consultado el 17 de Julio de 2013.
14. “Statistics on Religion in America Report.” religions.pewforum.org. Consultado el 16 de Julio de 2013.
15. “Religious Diversity in the United States.” boundless.com. Consultado el 16 de Julio de 2013.
16. “Christianity Remains Dominant Religion in the United States.” gallup.com. Consultado el 16 de Julio de 2013.
17. “Statistics on Religion in America Report.” religions.pewforum.org. Consultado el 16 de Julio de 2013.
18. “Religious Congregations and Membership Study.”rcms2010.org. Consultado el 16 de Julio de 2013.
19. Koebler, Jason. “Study:  Americans Less Religious Than Ever Before.” usnews.com. Consultado el 16 de Julio de 2013.
20. “Statistics on Religion in America Report.” religions.pewforum.org. Consultado el 16 de Julio de 2013.
21. “The Eight Largest Faith Groups in the United States.” iup.edu. Consultado el 16 de Julio de 2013.
22. “Statistics on Religion in America Report.” religions.pewforum.org. Consultado el 16 de Julio de 2013.

follow us on twitter
follow us on google+
European University