La economía de Tailandia

Tailandia ha tenido una de las tasas de crecimiento más alta a nivel mundial por casi una década. De 1985 a 1996 ha presentado un promedio de 9% de crecimiento anual. Su moneda, el baht, alcanzó 25 por dólar justo antes de que comenzara la crisis financiera en Asia. Su economía se recuperó en 1999 debido a sus fuertes exportaciones que incluso aumentaron aún más en 2000. Tailandia es la segunda economía más fuerte en la región sudeste de Asia después de Indonesia. Ocupa también el cuarto lugar como nación más rica per cápita en dicha región antecedida por Singapur, Brunei y Malasia.

Las exportaciones juegan un papel muy importante en la economía tailandesa. En el 2006 alcanzaron casi $124 billones, es decir casi un 60% de su PIB. Los Estados Unidos y Japón continúan siendo sus principales socios comerciales junto con China, Singapur, Hong Kong y Malasia. Las industrias más importantes incluyen automóviles y partes automotrices, servicios financieros, componentes electrónicos, turismo, muebles, textiles, agroindustria, bebidas y tabaco.

Desde 2006, el sector de manufacturas contribuye con alrededor de un 45% a la economía de Tailandia. El país se está convirtiendo en el centro de la industria automotriz en la región de la Asociación de Países del Sudeste Asiático con aproximadamente 900.000 unidades fabricadas en 2004. Los dos principales fabricantes de vehículos en Tailandia son Toyota y Ford. El sector de servicios también se ha vuelto clave con un valor estimado de 45,2% del PIB y da empleo al 38% de la fuerza laboral. El sector agrícola, donde se incluyen también la pesca y la silvicultura, apenas produce el 10% del PIB. Tailandia se mantiene como el exportador más grande de arroz. Otros productos importantes son: camarón, cocos, caucho, maíz, caña de azúcar y tapioca.