Creencias religiosas en India


Aún cuando el 80,5% de los habitantes son hindúes, el sector musulmán del país, que constituye el 13,4% de la población, es el segundo grupo musulmán más grande del mundo. Otras asociaciones religiosas incluyen: cristianos (2,3%), sikhs (1,9%), budistas (0,8%), jaimistas (0,4%), judíos, zoroastrianos, bahaíes entre otros. Puede decirse que el 8% de la población hindú es tribal.

La Constitución de la India define al país como una república secular y protege los derechos de sus ciudadanos para practicar y propagar cualquier religión o fe. La religión es una fuerza importante en el país, y se encuentra presente en muchos aspectos de la vida. Los partidos políticos tienen posturas muy firmes con relación al secularismo y al fundamentalismo religioso. Desde que el país fue dividido en 1947, tras obtener su independencia del Imperio Británico, han existido problemas entre los hindúes y los musulmanes incluyendo: los disturbios en Bombay en 1992 a los que siguió la destrucción de la mezquita Babri como resultado del debate de Ayodhya y la matanza de Gujarat en 2002 seguida por el incendio en el tren de Godhra.

Muchos creen que la lucha comunal en India es más bien el resultado de mezquinas maniobras políticas y no hay duda alguna de que existen resentimientos bajo la superficie que los políticos son capaces de capitalizar para conseguir sus propósitos.